CAPITAL CORP. SYDNEY

73 Ocean Street, New South Wales 2000, SYDNEY

Contact Person: Callum S Ansell
E: callum.aus@capital.com
P: (02) 8252 5319

WILD KEY CAPITAL

22 Guild Street, NW8 2UP,
LONDON

Contact Person: Matilda O Dunn
E: matilda.uk@capital.com
P: 070 8652 7276

LECHMERE CAPITAL

Genslerstraße 9, Berlin Schöneberg 10829, BERLIN

Contact Person: Thorsten S Kohl
E: thorsten.bl@capital.com
P: 030 62 91 92

“De reactivación económica y otras variedades legislativas” Resumen de los resultados legislativos de 2018.

Economy

El año dos mil dieciocho se acercó a nuestros calendarios como un bloque nuevo de hojas blancas, limpias, lisas y sin arrugar. Dentro de las novedades de este año que se acerca a su fin fue la elección del presidente del Congreso de la República más joven, el Licenciado Álvaro Arzú Escobar. La oferta política del actual presidente (en miras a reelegirse) fue promover la reactivación económica de Guatemala. Asolada por la incertidumbre y la desaceleración económica atribuible entre otros aspectos a la falta de certeza jurídica, la oferta no se vio nada mal en un contexto donde todo es lucha contra la corrupción y otros tambores que sólo le suenan al ritmo de algunos sectores de la sociedad guatemalteca.

La formación de la planilla encabezada por Arzú Escobar y miembros de las bancadas mas allegadas al gobierno central levantó las críticas de sectores de oposición, se realzó el “hash tag” pacto de corruptos, “yo no tengo congreso”, y los que ya conocemos, pero poco se hablo de la intención política de la única planilla que contendió por la presidencia en dicha oportunidad, la ya mencionada reactivación económica.

Como conocedor del derecho no me compete explicar en que consiste la reactivación económica ni mucho menos indicarle cual es la forma de reactivación que necesita el país, lo que sí me compete es responder al siguiente cuestionamiento: “¿los decretos del Congreso del año 2018 responden a la necesidad de reactivar la economía?”. Ahondemos en pocas líneas.

En lo que va de 2018, el Congreso aprobó 24 decretos legislativos. De estos, 11 decretos pueden tildarse por un grupo o por otro como populistas pues no responden a las prioridades del país y buscan incrementar la popularidad de los diputados ponentes o impulsores. El hecho que un decreto se considere populista no lo sataniza ni lo hace enemigo de lo funcional, simplemente se refiere a un decreto cuyo momento de aprobación era otro, pero se introdujo en la agenda legislativa con el fin de satisfacer los intereses o agendas de ciertos grupos muy específicos.

Se aplaude, por ejemplo, el decreto 6-2018 que crea el día nacional del autismo, así como la reforma a la Ley de Derechos de Autor y Derechos Conexos que reconoce los derechos sobre las obras elaboradas para personas no videntes, decreto 21-2018. Sin embargo, se evidencia el carácter populista en dos decretos muy controversiales, el decreto 16-2018 y el decreto 19-2018.

El decreto 16-2018 declaró el ocho de marzo como el día nacional de la tragedia de las víctimas del hogar seguro Virgen de la Asunción y les concedió una pensión vitalicia. Sin dejar de ser empático con las víctimas de esta tragedia que aun no ha sido esclarecida, ¿será que los representantes del pueblo tienen noción del artículo 155 en su último párrafo de la Constitución? Este párrafo prohíbe la reclamación de indemnización al Estado por disturbios civiles.

Tal vez es un poco dura la aseveración anterior y podrá argumentarse que una pensión vitalicia no es indemnización (de no serlo entonces ¿qué lo es?) pero por otro lado ¿tendrán los legisladores noción de que constituye una tragedia nacional? ¿porqué entonces no declarar un día para conmemorar a las víctimas del terremoto del 4 de febrero de 1,976? (una verdadera tragedia nacional) o ¿Por qué no crear un día para recordar a los veteranos del conflicto armado interno, los civiles secuestrados y asesinados, las familias destruidas por dicho conflicto? Hay algo que no encaja en la retórica de una tragedia nacional, y mucho menos en la promesa de una reactivación económica.

Por otro lado, el decreto 19-2018 ha sido presentado como parte de la agenda de reactivación económica al favorecer el turismo interno. Básicamente la idea de dicho decreto es extender el período de descanso del fin de semana cuando determinados asuetos ocurran martes o jueves. Esto implica que ese día se descansa con goce de sueldo para los trabajadores, y los que tengan que laborar percibirán doble remuneración.

En un país con un gobierno que emplea a tantas personas en su propio funcionamiento, una ley de esta naturaleza implica que las oficinas públicas estarán cerradas los días ya referidos, lo cual aunado a los días de descanso con goce de sueldo concedidos por oscuros pactos colectivos de trabajo celebrados en el Estado da como resultado que los servicios de la administración pública, y más grave aún, de la administración de justicia permanecen cerrados hasta por cinco días para el ciudadano. ¿Y así esperan una administración pública ágil, o justicia pronta y cumplida? Esto es un verdadero pacto de haraganes.

Habrá quienes se benefician de los decretos antes referidos y enhorabuena para ellos, el ciudadano que se beneficia del error legislativo no tiene ninguna responsabilidad ni debe dejar de disfrutar de estos beneficios, sin embargo, nos invita a reflexionar sobre quienes representan nuestra voluntad en el Congreso.

Al hablar de la agenda de reactivación económica cabe mencionar dos decretos legislativos muy importantes, la ley de fortalecimiento al emprendimiento, y el libramiento de la carretera interamericana en el departamento de Chimaltenango.

La ley del fortalecimiento al emprendimiento crea la figura de la sociedad de emprendimiento, que no es otra cosa que una sociedad con mínimo un socio, y capital variable, que no podrá exceder de cinco millones de quetzales. La sociedad de emprendimiento no requiere de escritura pública para su formación y permitirá al emprendedor girar libremente los títulos representativos de capital en su emprendimiento. Esta modificación al Código de Comercio, por sí sola constituye un mecanismo de activación económica pues facilita la formalidad al emprendedor lo cual le representa acceso a seguridad social, el sistema tributario y las fuentes supervisadas de financiamiento. Lamentablemente, está sujeta a un reglamento pantalla que decidirá mucho sobre el buen destino de esta ley.

Por otro lado, nos encontramos con el decreto ordena el libramiento de la carretera interamericana en el Departamento de Chimaltenango mediante la expropiación de terrenos contiguos a 15 kilómetros comprendidos entre el Municipio de Chimaltenango y el Municipio de san Miguel Morazán, todos del departamento de Chimaltenango, con el fin de poder extender a más de dos carriles la Carretera Interamericana, denominada CA-1. Si bien la idea de expropiación es la antítesis constitucional del derecho a la propiedad (piedra angular del sistema de mercado) la liberación de este tramo carretero definitivamente constituye un acelerón económico al país puesto que viabiliza la infraestructura en la ruta que conduce a occidente y una de las principales fronteras del país, la frontera con México.

Con el proceso electoral a la vuelta de la esquina debemos escrutar con mucho ojo quienes serán nuestros representantes, ¿acaso está seguro usted de quien lo representa en el Congreso de la República? ¿Sabe quien responde a los intereses de su sector o departamento? ¿Sabe quién está cobrando dinero del presupuesto por hacer valer su voluntad? Si la respuesta a cualquiera de las anteriores es no, pues déjeme decirle, debería, y si sí lo sabe, ¿qué está esperando para exigirle que trabaje conforme a la Constitución y la voluntad de su electorado?


Juan Manuel Aquino Matus

juanmanuelaquino@gmail.com

X